viernes, 29 de noviembre de 2013

Responsabilidades

    Mi concepción de la vida es tan sólo eso, una concepción. Hay veces que las cosas pueden ser muy obvias para alguien pero no tiene porqué suceder lo mismo con otro individuo. A mi me ha costado recuperar la visión que tenía cuando era más novato en ciertas cosas, hoy me vino la luz.

    ¿Qué implica tener una relación Amo/esclavo?...
...
...
...
    Mi cabeza mostraba un vacío donde antes había un montón de elementos. Sólo veía una cosa, responsabilidad. Durante este tiempo de evolución, de crecimiento, de maduración, de ACCIÓN; he aprendido muchas cosas y he olvidado muchas otras. La verdad es que se me había olvidado todo lo divertido que era compartir tu vida con alguien de esa manera o al menos intentarlo. Pero ahora cada vez que pienso en relación y sólo aparece en mi cabeza RESPONSABILIDAD en grande y con luces de neón parpadeando provocándome taquicardia e hiperventilación. Acojona y da pereza, ¡no me jodas!



    Por supuesto que para mí en un principio la relación me daba algo de miedo, implicaba sacrificios por ambas partes pero también beneficios. Pero a medida que vas conociendo gente, te van cambiando, te aportan su granito de arena y condicionan tu espectro de visión. Yo he pasado por muchos tíos, muchas veces han sido decepciones, como en cualquier historia; pocos han perdurado. No obstante siempre había un factor común en las relaciones que me han tocado por desgracia: el peso de la relación la asumía por completo yo. 

    Un novato que fantasea con el hecho de tener un tío a su servicio, piensa en que TENDRÁ ALGUIEN A SU SERVICIO. Cuando eres más maduro piensas en que TENDRÁS QUE ESFORZARTE EN EDUCARLE, PREOCUPARTE POR ÉL, CUIDARLE Y A VECES MIMARLE y se olvida que está para hacerte más feliz. Y aunque parezca obvio, el tío está a tu servicio, pero uno a veces cuando tiene tantas cosas por delante, no ve la el fin de la relación y a mí me ha pasado eso completamente. Estaba tan concentrado en no dar un paso en falso al principio que no era feliz con lo que tenía. No me llenaba nada, perdí el foco de atención para concentrarme demasiado en algo que en realidad no tiene tanta importancia.

    Era un patrón que se repetía continuamente, la balanza siempre estaba de mi lado y cargar con toda esa responsabilidad y luego no disfrutar de nada de lo que obtenía de esa relación me hacía infeliz a mi y a la persona que me acompañaba. No es justo. No es justo y es un sin sentido seguir de esa manera. Cuando fracasaba siempre pensaba que la culpa era de la otra persona por no implicarse lo suficiente, por no esforzarse lo suficiente en aprender o mejorar. He perdido el puto norte completamente joder.

    Hoy me he dado cuenta de que así no llegaré a ninguna parte con nadie. Debo desaprender lo aprendido, desacostumbrarme a la costumbre y empezar a aprender de nuevo como si todavía fuera un adolescente. Me echo de menos.

    El hecho de que el esclavo o sumiso no sea perfecto ni se ajuste totalmente a uno mismo no es motivo para empezar a ponerse tensos y empezar con tanta tensión y angustia una relación, es lo normal de hecho. Un artesano no perfecciona los detalles cuando tiene un trozo de arcilla deforme, primero da forma y luego pule y perfila los detalles. Mejor empiezo a disfrutar de lo que trae la relación, el placer del sexo, la sensación de bienestar, la facilidad y las comodidades que implica pero sin olvidar que también hay que poner parte de la esencia de uno. El equilibrio en una relación donde reina el desequilibrio es el quid de la cuestión.

    Sé que hace mucho que no escribo. No encontraba motivo para ello, tampoco me hacía feliz. Estaba más ocupado con cosas de la universidad. Pero no sé, quizás con cosas como estas vuelvo a recuperar parte de mi ilusión, de la de antes, de la buena. Os dejo con una foto que para mí significa mucho. Seguidme en Twitter @Fonsodesade si queréis estar al loro de cosas como estas cuando suceden. ;)



1 comentario:

  1. Fonso! Soy perroladrador el del blog diariodeunperroladrador. No sé si te acuerdas de mí, te he dejado un e-mail!! Pero no veo movimiento aquí y en Twitrer... escríbeme, un abrazo!! perroladrador18@gmail.com

    ResponderEliminar