lunes, 7 de enero de 2013

Pollas y culos

     Que esto no va de pollas ni culos, que mi vida no gira en torno a un culo respingón donde meter mi rabo. Y mucho menos va de que me enamoro de un rabo, que no siento necesidad de comer pollas ni tampoco te metérmelas por el culo.

     No entienden de qué va esto realmente. Mi vida va mucho más allá que el sexo, que el BDSM no es empezar con una mamada y acabar corriéndome dentro de tu ojal. Que no me interesa lo mucho que puedes dilatar tu culo y tampoco lo mucho que tu garganta puede tragar. No es de mi interés cómo de bonito tengas tu polla. Tampoco me interesa lo mucho que me pueda atraer tu culo. Eso tan solo es una atracción física que probablemente se vea superada en algún momento de mi vida por otra persona.

     Que lo que yo busco de verdad, no está sólo en tu cuerpo, que está en tu mente. Que debes hacerme sentir hombre, como yo te lo hago sentir a ti. Que no importa si acabo corriéndome o no, que eso lo podemos hacer cuando queramos y con quien queramos. Pero el sentir, el hacernos sentir, ascender como personas sólo lo conseguimos entre los dos. Entre tú y yo.

     Quiero sentirme tu Amo, que tu me lo hagas sentir, al igual que yo te hago sentir de mi propiedad. Que eso si que es lo que me realiza como humano. No quiero que me saques la leche, quiero que antes de todo sepas completarme, llenar el vacío. No deseo ponértela dura, deseo hacerte feliz conmigo. Que esto, no se trata de pollas ni de culos, que se trata de encontrar lo que nos falta en otra persona.

10 comentarios:

  1. Debo confesar que tu blog despertó mi curiosidad sobre el BDSM

    ResponderEliminar
  2. Simplemente brillante, ojalá todos pensaran así. Con la cabeza y no con la polla.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito y profundo pero sin veracidad. ¡Qué pena!

    ResponderEliminar
  4. Claro! no hay nada mejor que sentir esa conexión y todo lo demás es un extra, que puede ser muy bueno haha pero no hay manera de que supere el plano de los sentimientos que despierta

    ResponderEliminar
  5. Crees que puedes escapar de la complicada trama mental que culpabiliza tus impulsos primarios y animales, creando literatura y lírica o filosofando sobre la autorrealización. No es más que un artificio, una velada artimaña cognitiva que pretende explicar tu sistema emocional. Pero pobre del ser humano, que en su encerrada existencia y su maldita conciencia, piensa que puede controlar la pasión, el impulso y el culo respingón... y es la pasión la que secuestra la psique, la moldea y deforma.

    Y piensa el amo que domina, que sabe, que puede... y no domina, porque su afecto hacia sí mismo es carente y vacuo. Su autoestima ,como un vampirismo sediento, nunca se sacia. Y esa necesidad le mata, le consume, lo aliena. Y no encontrando esclavo u objeto suficiente los desprecia porque no son más que material deleznable, ganado y alimento. Y así el narcisismo aflora, crece y oculta la auténtica enfermedad: la drogodependencia del ego.

    Y es el amo en su soledad quien ahora deforma y moldea la mente; y quien cuida y procura del propio individuo buscando más víctimas inferiores que por falo o esposa, provean de ego al amo. Placer en estado puro. Secuestro emocional. Esclavo de su ego, esclavo de su placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar. Te doy la razón, soy un drogodependiente de mi ego y también de mi orgullo aunqeu a veces llegue a perderla. Pero eso es algo inmanente en mi ser, es parte del Yo. ¿Es bueno o malo? Ni bueno ni malo, depende del que mire.

      Y esa descripción que haces d eun ser atormentado y ruín podría corresponder a un Yo del pasado, pero ahora ya no cuela muy bien. No me ofendes con eso, simplemente me parece que se te va la pinza un pelín. Si tanto sabes sobre las personas deberías ir a la tele a hacer de pitoniso y forrarte! Invitame a comer cuando seas rico, por darte la idea ;) Saludos

      Eliminar
  6. ¡Hey, Fonso! Esto no tiene nada que ver con la entrada, la cual ya comenté en su día, por cierto, pero te lo digo igual XD: He visto el enlace a tu FB de BDSM en el Blog y te he mandado un mensaje privado... pero al no tenernos de amigos supongo que te saldrá en una carpeta tipo spam o algo XD y como no se si usas mucho esa cuenta, te aviso por aquí (porque no me sé tu correo y el formulario de la derecha no funciona) para que lo vayas a leer, jeje, un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Me llama la atención el BDSM pero nunca lo he prácticado, me detiene una idea que me recordó tu post, la desgracia del "amo" es que siempre será superior a su objeto y por tanto está condenado a una soledad eterna. "No soy cualquier sadomasoquista", escribía en un chat, "Uno de los mecanismos más frecuentes del amor hizo de mí un cabrón", como si lanzara un anzuelo, un mensaje en una botella, un gesto secreto que alguien pudiera descifrar. Me gusta el poder y la fuerza, pero no por superioridad, como si tomara su mano y lo llevara: "sé cuál es el camino del placer, déjame llevarte pero no hagas preguntas", ya no frecuento los chats pero siento que pronto llegará ese compañero de juegos que tanto anhelo. Gracias por recordarme esto con tu post. Tu amigo Villeroy, Ciudad de México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que hayas llegado a esa conclusión, yo también he estado en tu lugar, he sentido lo mismo que tú y he tenido los mismos miedos. Pero aún así, con el tiempo llegas a la conclusión de que no es totalmente como nos pensamos en ese momento de desencanto.
      Con lo que dices sobre la soledad, tienes razón tan solo en parte. La soledad se encuentra en que la carga de los dos la solemos llevar el que tiene la batuta, pero no coincido en el sentido de que la soledad llegue porque sea yo superior o no. La superioridad no tiene porqué conllevar intrínsecamente un vacío insalvable. Ese tipo de pensamientos o creencias son las que llevan a una relación a su fin. Estás levantando un muro entre tú y la otra persona. Para nada pienso como tú en ese aspecto, ir siempre por encima sólo es una pose de Dios, algo que podremos mantener tan solamente temporalmente. A la larga es agotador o el que está debajo idealiza o diviniza demasiado que cuando uno cae se le rompen los esquemas y todo se va a la mierda.

      Espero que te haya servido mi parrafada. Saludos.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar