lunes, 7 de enero de 2013

Pollas y culos

     Que esto no va de pollas ni culos, que mi vida no gira en torno a un culo respingón donde meter mi rabo. Y mucho menos va de que me enamoro de un rabo, que no siento necesidad de comer pollas ni tampoco te metérmelas por el culo.

     No entienden de qué va esto realmente. Mi vida va mucho más allá que el sexo, que el BDSM no es empezar con una mamada y acabar corriéndome dentro de tu ojal. Que no me interesa lo mucho que puedes dilatar tu culo y tampoco lo mucho que tu garganta puede tragar. No es de mi interés cómo de bonito tengas tu polla. Tampoco me interesa lo mucho que me pueda atraer tu culo. Eso tan solo es una atracción física que probablemente se vea superada en algún momento de mi vida por otra persona.

     Que lo que yo busco de verdad, no está sólo en tu cuerpo, que está en tu mente. Que debes hacerme sentir hombre, como yo te lo hago sentir a ti. Que no importa si acabo corriéndome o no, que eso lo podemos hacer cuando queramos y con quien queramos. Pero el sentir, el hacernos sentir, ascender como personas sólo lo conseguimos entre los dos. Entre tú y yo.

     Quiero sentirme tu Amo, que tu me lo hagas sentir, al igual que yo te hago sentir de mi propiedad. Que eso si que es lo que me realiza como humano. No quiero que me saques la leche, quiero que antes de todo sepas completarme, llenar el vacío. No deseo ponértela dura, deseo hacerte feliz conmigo. Que esto, no se trata de pollas ni de culos, que se trata de encontrar lo que nos falta en otra persona.