sábado, 29 de septiembre de 2012

Manifiesto del Yo




    En inglés el pronombre personal de la primera persona del singular es "I" y siempre se escribe con mayúscula. ¿Por qué? La gente dice que es por facilitar la lectura y otros dicen porque para los angloparlantes el "yo" es lo más importante, por eso va en mayúscula. Tampoco me voy a meter a discutir el porqué, pero me parece bonito escribir Yo con mayúsculas. Porque Yo sí que soy importante.

Manifiesto del Yo (frente al espejo)




     Me enfrento ante el espejo. Lentamente me voy despojando de mi ropa, primero la camiseta observando mi torso con detalle, luego casi me quito con furia los pantalones junto con la ropa interior. Quedo desnudo ante mí mismo, contemplándome entero, desnudo, libre, limpio, puro. Me comienzo a tocar todo el cuerpo, muy despacito. Se me eriza la piel. Controlo mi respiración, me fundo en mi paz.

     -Y este soy Yo contra Yo. Tú que estás frente a mí, eres lo más importante para mí. Tú eres Yo, Yo soy tú. Prometo amarte siempre, no serte infiel jamás, no defraudarte, aferrarme a nuestra vida. Prometo que jamás te abandonaré y también... también prometo... no dejarme vencer ante la muerte. Porque estoy seguro de una sola cosa, que sólo... tan sólo te tengo a ti. Tú, Yo... jamás me abandonarás, no te abandonaré. Por eso te amo, por eso me amo. Por eso a partir de este mismo momento, juro cuidarte, cuidarme. Juro que te respetaré hasta la muerte, que no dejaré que nadie nos pisotee, que nadie nos hiera. 

     -Yo te quiero con tus virtudes y tus defectos, prometo seguir adorándote aunque tus dientes no sean perfectos. Prometo seguir idolatrándote a pesar de que no tengas el cuerpo más bonito de este mundo. Porque Yo soy a Ti, como Tú eres a Mí. Porque Yo y Tú somos uno, somos el mismo ser. Siento que te quiero más que nunca, siento que nuestras vidas cobran fuerzas y renacen de sus cenizas. Sufrimos juntos, disfrutamos juntos. Yo y Tú. Somos Uno, YO. Te amaré hasta el fin de los tiempos. Hasta que el viento borre el rastro de nuestro paso por este mundo. Yo te AMO. 




     Para que haya un amor hacia otra persona, primero debemos valorar realmente el Yo. Aceptarnos, ser felices con nosotros mismos, respetarnos y valorarnos. En ese preciso instante, podremos hallar la luz, la fuerza para AMAR a otro quitando lo superfluo del medio y abrazar el sentido del "querer".

Ámate a ti mismo, porque simple y sencillamente eres lo único que tienes por seguro.

Fonso de Sade

1 comentario:

  1. Muuy interesante tu entrada, Fonso...
    Es cierto que si uno no se quiere a sí mismo, no puede dejar que otros le quieran... Enfrentarse a un espejo es poderoso y al mismo tiempo importante.
    Quitando el cierto toque de narcisismo con el que nacimos todos los tíos.... debemos querernos AÚN MÁS! jeje
    un abrazo :)

    ResponderEliminar