lunes, 9 de julio de 2012

PENSAMIENTOS DE UN SUMISO




Sub thoughts

by dealphadogged

In the presence of an alpha personality I automatically sense this underlying & natural deferral instinct flare up inside of me. It is not that I think I'm
inferior as a person but rather I instinctively realize he is a dominant
personality. Now one might think this is splitting hairs but it is not in my
opinion.

I feel naturally and comfortably subservient to a dominant male. I mentally
understand he is a dominant man and I experience an uncontrollable desire to comply with him. Yet, though I submit myself under his control, I don't think of myself as an inferior human. Rather I believe I simply acknowledge that, among humanity, there are born rulers and naturally born submissives. He clearly is
the former while I am the latter. Like a "ying-yang" order of things, he fits
into my mental world to me allow me to fully be what I am i.e. a born
subservient. We each play the roles we are born for which does not mark me as genetically inferior in anyway.

  

Pensamientos de un sumiso

por dealphadogged

Ante la presencia de un alpha, automáticamente siento que este instinto subyacente y natural estalla en mi interior. No es que yo piense que soy inferior como persona sino que instintivamente me doy cuenta de que es una personalidad dominante. Ahora uno podría pensar que estoy afinando mucho, pero no según mi punto de vista.
Me siento natural y cómodo siendo servil a un macho dominante. Entiendo mentalmente que él es un hombre dominante y experimento un incontrolable deseo de cumplir con él. Aunque me someta a mí mismo bajo ese control, no pienso que yo soy una persona inferior, más bien creo que simplemente admito que, entre la Humanidad, hay gente que nace para mandar y, naturalmente, gente que nace para obedecer. 
Él claramente está primero y yo, último. Como orden de cosas tipo "ying-yang", él se acomoda en mi mente para permitirme ser lo que enteramente soy, esto es, un sumiso nato. Cada uno jugamos los roles con los que nacimos, pero estos roles no me marcan como geneticamente inferior de ningún modo.

    Este breve ensayo refleja bastante bien algo que llevaba gestándose en mí. En mi cabeza rondaba la pregunta ¿De verdad que soy superior a alguien o alguien es inferior a mí? La respuesta para mi es "si y no". Me explico. SI porque no me considero alguien imperfecto, es decir, soy un ser lleno de imperfecciones y defectos, tengo claro que hay gente mucho mejor que yo y me refiero a que son más guapos, más altos, más fuertes, más atractivos, o lo que sea. Pero eso sólo es un aspecto físico, algo que es variable a lo largo del tiempo. Y NO porque biológicamente somos todos más o menos iguales, ni somos superiores biológicamente ni inferiores con respecto a otro, todos nacemos con huesos, músculos, piel, órganos.

    Sin embargo, hay otro factor que si nos diferencia a unos de otros, que marcan una diferencia notoria que está a parte de lo antes mencionado. La personalidad/actitud/carácter. Eso sí que es un factor determinante, invariable, característico. Soy consciente, como dije antes, de que no soy el ser más bello de este planeta (aunque a veces si lo piense. Nota: padezco cierto narcisismo.) y que en eso muchísima gente me supera, pero no por ello soy yo el que me doblego ante ellos, sino ellos los que se doblegan ante mí. ¿Por qué? Porque nuestro "yo interior" es diferente, su ego necesita a alguien al cual doblegarse y entregarse y mi ego necesita a alguien al que cuidar, proteger, educar, usar, mandar y entregarse. Eso es lo que me pone a mi en mi lugar y lo que pone a él en su lugar.

     De esta manera parece que sólo hay dos categorías de personas, lo que nacimos para mandar y los que nacen para obedecer, pero tampoco creo que sea estrictamente así, no todos los que nacimos para mandar tenemos derechos sobre aquellos que obedecen. Con esto, digo que un ESCLAVO es sumiso con quien le sale de las pelotas, es decir: con su AMO.

Buenísimos días a todos mis lectores y siento haber tardado tanto en escribir, ya os iré contando mis aventuras. ^__^

Fonso de Sade

2 comentarios:

  1. Será que solo hay dos categorías? En todo caso si es esa la regla seguramente existirán las excepciones como en toda regla.
    Particularmente siento ser una excepción y te cuento por qué.
    Hace ya algún tiempo me interesó jugar en algunas relaciones tomando el rol de esclavo, pero sabiendo que era yo quien llevaba las riendas del juego, seduciendo al que jugaba de dominante hasta que cuando lo sabía dependiente de mí invertía los roles y lo usaba hasta que me aburría.
    Pero... un día apareció en mi vida un hombre que me desarmó, que me conquistó y que me convirtió realmente en su esclavo.
    Ese hecho podría no haber ocurrido nunca.
    El caso es que ocurrió, y el impacto ha sido tan grande que no puedo concebir la idea de que pueda, ni ahora ni nunca, obedecer las ordenes de cualquier otro.
    Como siempre son muy interesantes tus post.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola ayax, me alegro de verte por aquí. Primero siento contestar tan tarde. jajajajaja

    Verás, la teoría está muy bien sobre el papel y queda muy bonito, pero lo importante es si eso se puede llevar a la vida real y si tu ya eres una excepción pues será que mi teoría no funciona o no es tan correcta como yo me pienso.

    Qué suerte has tenido en encontrar a una persona que haya conseguido eso en ti, yo sigo esperando a alguien interesante que pueda cambiar parte de mi vida, pero no, no llega. Un besazo.

    ResponderEliminar