domingo, 5 de febrero de 2012

Sentir...



Sentir el aire en mi cara.
Sentir el aire llenar mis pulmones al subir a respirar cuando no aguanto más en el agua.
Sentir el agua helada recorrer mi cuerpo en verano.



Sentir un beso.
Sentir que TODO me hace SENTIR VIVO.
Sentir que estoy preparado para lo mejor y también para lo peor.
Sentir la adrenalina recorrer mis venas.
Sentir mi grito desgarrandome por dentro.
Sentir la excitación en cada célula de mi cuerpo.
Sentir el dulzor de la victoria y la amargura de la derrota.

 Sentir que estoy al borde del abismo.
Sentir la tristeza de una pérdida.
Sentir que la realidad se convierte en polvo.
Sentir que jamás me arrepentiré.


Sentir que soy poderoso.
Sentir que soy invencible.
Sentir que al tumbarme sobre el césped, la hierba me haga cosquillas.
Sentir que el sueño se apodera de mí.
Sentir que la ira controla mi cuerpo.
Sentir la luz sobre mi piel despertándome y quemándome a la vez. 
Sentir la lluvia salpicar sobre mi piel. 
Sentir que rezumo euforia por todos mis poros.
Sentir que estoy perturbado.

 Sentir que soy libre.
Sentir que se me desgarra la voz de tanto reírme.
Sentir que me importa una mierda el mundo que me rodea. 
Sentir que todo lo que deseo es SER FELIZ.
Sentir que lo comprendo todo durante una décima de segundo.
Sentir que lo he olvidado todo.
Sentir que debo seguir luchando.
Sentir que necesito poco para ser feliz.
¿Tú no sientes que tenemos suerte de poder VIVIR?

Fonso de Sade

No hay comentarios:

Publicar un comentario