martes, 6 de diciembre de 2011

Frenesí

    Tic-toc, tic-toc, tic-toc... El reloj no para de correr. La gente se afana en ir más rápido, más aún, corriendo para "ganar" al tiempo en su incesante caminar. Lo hacen todo con tanta celeridad que se olvidan de disfrutar. Son voraces, necesitan mucho en poco tiempo.

    Hoy me he dado cuenta de que yo no quiero ir rápido, quiero hacer las cosas a mi tiempo, disfrutando de los pequeños detalles. Sentarme y bajarme del mundo de vez en cuando, observar como todo el mundo sigue ufanado en acelerar. Quiero admirar la belleza del mundo, contemplar cada detalle que pase por delante. Siento que este es el momento adecuado para hacer esto. Creo que es hora de que me replantee mi vida, mi forma de seguir viviendo. De hecho he decidido ver el BDSM desde otro punto de vista.
La pureza de la entrega.




    Antes me parecía más un juego, a pesar de que yo quería verlo de otra manera, en la práctica simplemente era un morbo sexual más. Algo que practicaba así a la ligera con el primero que se me cruzaba por delante, sólo basándome en el sexo, en la excitación. No tengo ganas de repetir mis encuentros con hombres de las maneras que han sucedido. No deseo que sea algo forzoso, carente de sentimientos, sólo para saciar mi apetito sexual. No deseo que los hombres que estén conmigo se subordinen a mí, que se arrodillen ante mí porque crean que es satisfactorio para ellos, porque es lo que les gusta hacer. Tampoco quiero que me traten de Usted sólo porque soy "Dominante", no quiero que me traten como a alguien superior sólo por cómo me defino. No deseo estar con alguien que no me exija como AMO, no quiero estar con alguien lánguido y "carente de personalidad".


     Ahora es otra cosa, siento que he dado un paso hacia delante, he tardado muchísimo tiempo para aceptar esto realmente. Ahora está bien asentado en mi cabeza. El BDSM es mi vida, pero ¿cómo está integrado en mi vida? El BDSM es algo inmanente en mi ser, algo unido a mi con un lazo indisoluble. Es una faceta en mí que debo expresar en todo momento pero de una forma NATURAL, sin artificios, sin falsedades. Mostrarme como si fuera un cristal transparente carente de adornos, sin trucos, sin retoques. Soy AMO, pero también soy una persona normal de la calle. Alguien que tiene su vida, sus problemas, sus aficiones, sus manías y sus defectos.

    No quiero decir que no deseo encuentros con otros hombres, quiero decir que antes de llegar a eso necesito algo previo y tampoco es que sienta necesidad de sexo, simplemente quiero conocer alguien que pueda ver esto desde un posición normal. Que permita a las cosas surgir, sin forzar nada. Quiero hacer las cosas porque así me lo dicta mi razón y mis sentimientos.

    Quiero que mi Hombre se arrodille ante mí porque necesite hacerlo, porque siente que debe hacerlo, no por su placer, que tampoco es algo que yo le niego, sino que lo haga porque siente que soy el indicado, el adecuado. Que después de conocerme, se atreva a tratarme de Usted, porque realmente se siente subordinado a mí. Que todo lo que hagan, lo hagan desde la verdad, la sinceridad. No quiero que me llamen AMO si no sienten que soy su Dueño, no quiero que me llamen Señor si no me consideran alguien al que admirar. Deseo alguien con carácter que me pueda plantar cara y decirme lo que sienten, lo que piensan. Que me exija como AMO, que sea luchador, valiente.

Entrégate sin miedos.
ENTRÉGATE SIN ATADURAS, SIN BARRERAS, SIN MIEDOS.
ENTRÉGATE LIBRE A MÍ.
ENTRÉGATE PURO.


Entrégate libre, sin ataduras.

3 comentarios:

  1. cada día me gusta más tu blog... lo descubrí hace meses, pero nunca te había comentado.. me pareces un tio con la cabeza en su sitio, espero que esto no sea un escudo y realmente seas así. Cada vez que te leo me entran más ganas de conocerte.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Te comprendo perfectamente. No hay nada como estar frente a un hombre tan inteligente que haga que te tiemblen las piernas, que necesites postrarte ante el para sentirte cómodo.
    Te deseo toda la suerte del mundo. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Espero que este año que entra -y asi aprovecho para felicitarte el mismo- traiga lo que ansias, te llegue lo que andas buscando y te llene de verdad.
    Me pareces un tipo de lo más inteligente e interesante (y no es adulación).
    Feliz 2012.
    Ivansergi.-

    ResponderEliminar