viernes, 14 de octubre de 2011

META



    Hace ya una hora mas o menos que terminé con la prueba que me puse a mi mismo. He cumplido con 120h de castidad autoimpuesta. Esta experiencia me es útil para dos cosas.

    Una y la más importante, saber que tengo capacidad suficiente para controlar mis deseos y anteponer mi razón a todo. Hoy es el comienzo de una nueva etapa para mí, donde los deseos más bajos quedarán supeditados a mi cabeza y no al revés.

Soy como el Faro para él en una noche tormentosa

    Dos, muy útil también. Esta experiencia me confiere conocimiento de causa. Lo he sentido en mi propio cuerpo. De esta manera, podré ayudar a mi esclavo/perro a superar esta dificil prueba. Creo que experimentando estas cosas es como podré mejorar como guía para mi devoto seguidor. Mi deber ese ese, ayudarle y si para eso tengo que sacrificarme en ciertos momentos y pasarlo mal, lo haré. Sólo de esta manera es como sabré ser más eficiente y perfecto.

     Durante estas 120h no he podido resistirme a rozarme, a tocarme, pero siempre que lo hacía saltaba una alerta en mi cabeza. Ha sido algo bastante difícil ya que soy una persona con muchas calenturas a lo largo del día. Contenerme de esta manera ha provocado una creciente excitación con un crecimiento exponencial día a día.



     Muchísimas veces mi mente ha volado, ha viajado a mundos de fantasías, sexo y placer. Era difícil mantener mi concentración en determinados momentos. Era una lucha interna muy grande, como una especie de Guerra Civil en el que tu cuerpo se divide en dos y ambos luchan por dominar al otro y someterlo. Es algo realmente duro, pero a la vez bello. Esta vez no es un sacrificio que me ofrecen ellos. Es un sacrificio que he hecho yo por ellos. Me siento bien ahora mismo, sé que he hecho un buen y gran trabajo. Estoy orgulloso de mi mismo y espero que mi futuro perro sepa apreciar este regalo que le he hecho sin ni si quiera conocerle, espero que él también este orgulloso de su AMO.

Fonso de Sade

No hay comentarios:

Publicar un comentario