lunes, 11 de octubre de 2010

No lo ocultes

Lo sé todo sin ver nada, lo veo todo sin saber nada. Te veo,  lo sé.


sábado, 9 de octubre de 2010

Tarde de lluvia, tarde de lágrimas

     Hoy en Madrid no ha parado de llover, me gusta la lluvia, al igual que las lágrimas, las lágrimas que salen de sus ojos. Esta es una de las tardes en las que te quedas en casa bajo la manta leyendo o haciendo noséqué o también es una tarde ideal para que afloren los deseos más sádicos de una persona como YO. Hoy sinceramente he desechado la idea de leer, porque para qué nos vamos a mentir, estoy más cachondo que los perros, jajajaja típica característica mía si no me toco durante días (mía y de cualquier hombre). Y cuando estoy cachondo, pues me vienen muchas ideas a la cabeza y hoy era el día.

      Una tarde de otoño con lluvias fuertes y frío es ideal para una tarde de diversión, castigo, dolor y muuuchas lágrimas. Una de las cosas que podemos hacer es ejecutar los castigos pendientes por faltas cometidas.

Ideas:


1.Pinzas en los cojones y mandarle correr bajo la lluvia.
2.Cera caliente y duchita en la terraza bajo la lluvia durante media hora.
3.Calentarle (ponerle cachondo) y mandarle a correr.
4.(Si hay truenos) Latigazos en la espalda, culo, piernas...(el ambiente de truenos y gritos de dolor me pone muuuy cachondo)
5.Dejarle desnudo en el balcón, con unas pesas atadas en los cojones y ordenarle correr subiendo las piernas.

     Estas son algunas ideas (pobres, pero ideas son), por supuesto hay que llevar las ideas un poco al límite del esclavo, porque lo que se quiere llegar a conseguir es sacarle las preciadas lágrimas que tanto me gustan, degustarlas, lamerlas directamente de su cara... Humm.

Disfrutad de una tarde de lágrimas de dolor y entrega.

viernes, 8 de octubre de 2010

¡Pórtate bien!

     La disciplina el buen comportamiento es algo esencial en la vida del buen esclavo del siglo XXI. Y si no se hace hincapié al principio del entrenamiento probablemente tengamos un perro impertinente, maleducado y rebelde.

     No hace falta ser un genio para darse cuenta de esto, pero muchas veces nos dejamos llevar por "placeres" y descuidamos este aspecto dejándolo en un completo segundo plano. NO creo que debamos dejarnos seducir por su belleza, su atractivo, el cariño o incluso el amor que sentimos hacia nuestra propiedad. Hay que disciplinar a nuestro perro, por mucho cariño que le tengamos, castigar si es necesario y lo de dialogar también se puede hacer (pero yo prefiero dialogar por faltas muy graves). No nos dejemos llevar por sus palabras tiernas infantiloides ni tampoco por su carita de cordero degollado. No hay que acostumbrarles a un trato blando, creo que a la hora de la educación cuanta más inflexibilidad mejor (para mí la inflexibilidad es un acto algo cruel), ya que cuanto más guapos se creen, más creído lo tienen, más mimados están y eso no podemos permitirlo.

     Al menos yo no quiero tener a un impertinente a mi lado, que no tiene ni modales ni un mínimo de educación ni protocolo. Digamos que eso también me pone muy cachondo, sobretodo el educar y moldear a mi mitad, moldearle de tal forma que seamos una "armonía en sincronía". Este proceso no se puede hacer del día a la noche y tampoco pretender que el esclavo no se equivoque, es prácticamente imposible encontrar a una persona completamente correcta. El trabajo debe ser minucioso, no podemos dejar pasar por alto faltas leves, cuanto antes se erradique más fácil será.

      Toda la parrafada que he escrito tiene algún sentido si no se hace o se aplica a la persona correcta? Pues NO, porque creo que estar jugando con uno y con otro no es la mejor forma de poder consolidarme con alguien, uno no es de piedra, pero no quiero ser promiscuo, darle mi polla a cualquiera, antes no lo valoraba tanto, pero ahora me doy cuenta de que no quiero que cualquiera disfrute de mi polla. Sólo la persona que se lo gane disfrutará de mi polla, pero sobretodo disfrutará de mi presencia, de mi poder, de mis palabras, de mi cuerpo, de mi mente, de mi vida....

domingo, 3 de octubre de 2010

Sadismo



     Cuantas veces me habré preguntado por qué, pero es evidente que nadie sabe la respuesta, ni si quiera yo. Pero sé que me encanta, me encanta ser salvaje, maltratar su cuerpo, arrancarle sus gritos, atrapar sus gemidos, es algo que me pone la piel de gallina. Siento un placer inexplicable azotando su piel, llenando su cuerpo de cera, pellizcando cada milímetro  de él.

-Grita, grita. Grita por mi placer, grita por encender mi llama, grita para hacerte mío.

       Muerdo su oreja con pasión, muerdo su cuello con lujuria, muerdo su brazo con ira. Morder, provocando un dolor placentero, volviéndole loco, loco por las sensaciones que experimenta. Marcándo lo que es mío, saber que él ya llevará mi marca mis dientes en su brazo, el dolor que le provoco me hace estar en continuo éxtasis. Su sufrimiento es mi placer, su dolor mi alegría, te quiero, te quiero entre mis dientes!

      Muchas personas me consideran un monstruo, un ser despiadado. En parte tienen razón, pero quiero aclarar que no me gusta ver sufrir a una persona ajena al momento sexual, no me gusta ver sufrir de pena a mi pareja, ni me gusta ver como sufre una persona a la que han destrozado el corazón o al que le hayan pegado, o lo que sea. Siento placer porque me gusta su dolor, el dolor que voluntariamente me entrega, que me regala porque me ama. Nuestro ritual es algo más que provocar y recibir, es una acto de entrega absoluta, un acto infinitamente bello.

sábado, 2 de octubre de 2010

Tiempo

     Hola  todos :D hacía tiempo que no escribía nada nuevo, supongo que todo el mundo sabrá septiembre comenzó hace un mes y mis clases también, así que la falta de tiempo, ideas, inspiración y muucho cansancio han entorpecido el normal funcionamiento de mi pequeño blog. Espero que sepais disculpar mi ausencia, ahora mismo ando con muchas cosas en la cabeza, tengo por una parte a mis amigos, luego mis estudios (que me ocupan bastante memoria en la cabecita) y el BDSM.

     He tenido muchas ganas de rendirme, de abandonar el BDSM y vivir mi vida de adolescente normal, pero creo que no es cuestión de dejarlo, es cuestión de saber administrar el tiempo. Pienso que en eso necesito un poco de organización. Me he dado cuenta de que el BDSM no es lo más importante en mi vida, sino no sería lo primero que desecharía, me desanima saber eso. Y creo que he relegado de mi Mundo porque no tengo a alguien especial que me haga vivirlo como tanto he ansiado, sentí esas ganas tremendas de echar a volar con mi pareja de vuelo, pero no se dió la oportunidad, no obstante seguí esperando preparado para partir... Al final una persona se cansa de esperar, la llama se debilita y siente que ya no vale la pena seguir esperando incansablemente día tras día.

     Cada vez que espero más y más, la desesperación se apodera de mí, cada vez veo más lejos mi sueño, cada vez siento que jamás encontraré a aquella persona, lloro en mis adentros, lloro de envidia, de celos, de "noséqué". Ahora vivo en un sueño, sobrevivo así, sobrevivo así... sobrevivo de esta manera esperando a que nos encontremos cara a cara y nuestro lazos se fundan...
...para siempre...