sábado, 7 de diciembre de 2013

Exposed #1

N.S.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Responsabilidades

    Mi concepción de la vida es tan sólo eso, una concepción. Hay veces que las cosas pueden ser muy obvias para alguien pero no tiene porqué suceder lo mismo con otro individuo. A mi me ha costado recuperar la visión que tenía cuando era más novato en ciertas cosas, hoy me vino la luz.

    ¿Qué implica tener una relación Amo/esclavo?...
...
...
...
    Mi cabeza mostraba un vacío donde antes había un montón de elementos. Sólo veía una cosa, responsabilidad. Durante este tiempo de evolución, de crecimiento, de maduración, de ACCIÓN; he aprendido muchas cosas y he olvidado muchas otras. La verdad es que se me había olvidado todo lo divertido que era compartir tu vida con alguien de esa manera o al menos intentarlo. Pero ahora cada vez que pienso en relación y sólo aparece en mi cabeza RESPONSABILIDAD en grande y con luces de neón parpadeando provocándome taquicardia e hiperventilación. Acojona y da pereza, ¡no me jodas!



    Por supuesto que para mí en un principio la relación me daba algo de miedo, implicaba sacrificios por ambas partes pero también beneficios. Pero a medida que vas conociendo gente, te van cambiando, te aportan su granito de arena y condicionan tu espectro de visión. Yo he pasado por muchos tíos, muchas veces han sido decepciones, como en cualquier historia; pocos han perdurado. No obstante siempre había un factor común en las relaciones que me han tocado por desgracia: el peso de la relación la asumía por completo yo. 

    Un novato que fantasea con el hecho de tener un tío a su servicio, piensa en que TENDRÁ ALGUIEN A SU SERVICIO. Cuando eres más maduro piensas en que TENDRÁS QUE ESFORZARTE EN EDUCARLE, PREOCUPARTE POR ÉL, CUIDARLE Y A VECES MIMARLE y se olvida que está para hacerte más feliz. Y aunque parezca obvio, el tío está a tu servicio, pero uno a veces cuando tiene tantas cosas por delante, no ve la el fin de la relación y a mí me ha pasado eso completamente. Estaba tan concentrado en no dar un paso en falso al principio que no era feliz con lo que tenía. No me llenaba nada, perdí el foco de atención para concentrarme demasiado en algo que en realidad no tiene tanta importancia.

    Era un patrón que se repetía continuamente, la balanza siempre estaba de mi lado y cargar con toda esa responsabilidad y luego no disfrutar de nada de lo que obtenía de esa relación me hacía infeliz a mi y a la persona que me acompañaba. No es justo. No es justo y es un sin sentido seguir de esa manera. Cuando fracasaba siempre pensaba que la culpa era de la otra persona por no implicarse lo suficiente, por no esforzarse lo suficiente en aprender o mejorar. He perdido el puto norte completamente joder.

    Hoy me he dado cuenta de que así no llegaré a ninguna parte con nadie. Debo desaprender lo aprendido, desacostumbrarme a la costumbre y empezar a aprender de nuevo como si todavía fuera un adolescente. Me echo de menos.

    El hecho de que el esclavo o sumiso no sea perfecto ni se ajuste totalmente a uno mismo no es motivo para empezar a ponerse tensos y empezar con tanta tensión y angustia una relación, es lo normal de hecho. Un artesano no perfecciona los detalles cuando tiene un trozo de arcilla deforme, primero da forma y luego pule y perfila los detalles. Mejor empiezo a disfrutar de lo que trae la relación, el placer del sexo, la sensación de bienestar, la facilidad y las comodidades que implica pero sin olvidar que también hay que poner parte de la esencia de uno. El equilibrio en una relación donde reina el desequilibrio es el quid de la cuestión.

    Sé que hace mucho que no escribo. No encontraba motivo para ello, tampoco me hacía feliz. Estaba más ocupado con cosas de la universidad. Pero no sé, quizás con cosas como estas vuelvo a recuperar parte de mi ilusión, de la de antes, de la buena. Os dejo con una foto que para mí significa mucho. Seguidme en Twitter @Fonsodesade si queréis estar al loro de cosas como estas cuando suceden. ;)



viernes, 12 de julio de 2013

Pregunta #1

     Me han mandado una pregunta por correo y me parece interesante y divertido contestar en el blog. Así hago algo nuevo que lo de siempre ya cansa a veces. Bueno, hoy inauguro la sección, pero os informo que podéis mandarme cualquier pregunta que tengáis a mi correo: FONSODESADE@GMAIL.COM 

     La pregunta de hoy es:

¿CUÁL ES LA PRENDA DE ROPA QUE MÁS TE PONE?

A mi particularmente no me pone cachondo ponerme ropa. Sin embargo sí me mola que el tío con el que estoy lleve ciertas prendas. 


     Por ejemplo el jockstrap. Me flipa que por detrás esté tan abierto, tan indefenso y susceptible a "violaciones". Cuando uno posa la mano en el culo de otro tío y éste no está tapado tiene su punto de morbo. 

     Pero también me pone fino filipino, los calzoncillos que guardan un buen culito como el de la imagen, y es que la tela ajustándose al contorno del culo es... uf... Si son de color blanco o grises y de tela fina... Pierdo la cabeza.

     Otra prenda, prendas mejor dicho, que me pone cachondo es el traje con corbata. Los tíos que van trajeados pero con camisa ajustada y con una corbata fina (si encima tienen barba...) me llevan al cielo. No necesito tíos que tengan cuerpos de revista, pero un tío que se arregle un poco la barba, sea un poco más alto que yo y en traje como a mí me gusta, tiene casi muchas las papeletas para ponérmela dura. 


Y voy a terminar porque sino me podría tirar horas aquí sacando cosas morbosas. Hay una cosa que me alucina en un tío con unas piernas fuertes, y es que se pongan medias. Poder acercarme por detrás y romperle las medias por detrás. FLIPO. 


Después de esta entrada tan caliente que he tenido que escribir, por favor, no dudéis en mandarme más preguntas, me ha encantado la verdad. Muchas gracias por participar en el blog. ;)

Fonso de Sade

jueves, 11 de julio de 2013

Mira dentro del Orgullo

     Una de las cosas que recuerdo perfectamente (en todo el sentido de la palabra) de cuando estuve con Javi, sí otra vez él, fue cuando estábamos caminando por la calle Princesa de Madrid el primer día que quedamos. La primera vez que le vi en persona. La primera.

     Yo como siempre y en mi habitual silencio caminando mientras él intentaba sacarme las palabras. Hacía frío. Parece ser que el resto de los mortales no son capaces de disfrutar de los incipientes silencios de la primera vez. Pero lo que dijo en ese momento, me dejo absolutamente satisfecho.

-Eres tan orgulloso que no has sido capaz de hablarme hasta que te hablé yo ayer- dijo con su eterna perfecta sonrisa- Estoy tan seguro de que no me habrías hablado si no fuera porque te hablé yo. Sabes que se me rompió el móvil y tuve que cambiarlo, no tenía tu número, y menos mal que apunte algunos teléfonos en una lista de hace un montón de tiempo, si por ti fuera no habríamos quedado.

    Yo ante tal declaración, no pude más que reír sin parar. Sentir como un calor me recorría el pecho. Supongo que no estaba acostumbrado a que me calasen... tan rápido... tan pronto.

    ¿Quién necesita a quién?

Fonso de Sade

miércoles, 10 de julio de 2013

Señor

Un recuerdo para mis pies 

     Siempre me han solido tratar de Usted, Señor, Amo. No solamente mis sumisos o conocidos con los que mantengo conversaciones de vez en cuando. Sino que también aquellos que me entran por primera vez, aunque esto último me desagrade la mayoría de las veces.

     Pero hace un par de días estuve con un tío, que no me llamaba como lo hacían los demás. Él dice que es diferente a todo lo que he conocido. A mí no me molestó para nada. De hecho lo hablé con él, el tema de conversación salió de forma natural. Estaba mirando el móvil en la cama y se acercó a mi lado y me pidió que le enseñase los mensajes que me mandaban en tuamo.net para "ver". Yo accedí sin problemas. y cuando leyó que la gente me trataba de usted y de Señor, se sorprendió. 

    Él no lo hacía pero los demás sí. Me hizo pensar en ese momento el porqué de mi pasividad ante ese hecho. Años atrás me habría molestado y le habría obligado a que me tratara de forma más respetuosa. Pero hace años era un crío inmaduro e idiota que no tenía idea de la realidad. La verdad es que me gustó darme cuenta de la naturalidad con la que vivía esa situación. 

    No necesariamente me tiene que llamar Señor o tratar de usted. Es algo totalmente prescindible. El hecho de hacerlo es una forma de mostrarme aún más el respeto. Pero el trato que tuvo conmigo al final de la quedada sí que era más respetuoso que al principio. Simplemente por la forma en la que me hablaba y me pedía/suplicaba las cosas, sin acabar con las coletillas habituales que suelo escuchar. 

   Ser un sumiso de verdad(no digo que el tío este sea un buen sumiso) no implica tener que hablar con un protocolo establecido ni nada por el estilo, prefiero la naturalidad y los gestos sutiles a mostrarlo todo de la forma más burda posible.

Fonso de Sade

domingo, 7 de julio de 2013

La línea

     Conocí a Javi hace muchos años. Empezamos con el difunto MSN, después pasamos a ignorarnos, finalmente renacimos con el Whatsapp. Pero con el Whatsapp tuvimos silencios largos y épocas de calentura máxima en los que no parábamos de hablar. Hace poco por fin le pude poner cara.

     Siempre es la misma historia. Va a venir a Madrid de visita/fiesta y me empieza a hablar para ver si podemos quedar y jugar un rato. Y esa vez accedí a quedar, aunque en el fondo no tenía nada de ganas de verle. Simplemente me parecía una persona más de las muchas con las que he estado y que no me aportaría nada. En realidad estuvo bien, me lo pasé en grande, en la cama y fuera de ella. Yo creo que se me fue un poco la cabeza y me pillé. Fue demasiado bonito para ser verdad.

     Pero me encanta esa sangre fría que tenía, en ese momento por supuesto que me cagué en todo lo cagable, no obstante, ahora tengo consciencia de lo correcto que fue eso. Simplemente se fue a los dos días y lo último fue un abrazo en Atocha que marcó el final de algo que no tendría lugar.

     Al principio los dos no éramos capaces de dejar de hablarnos. Pero con el paso del tiempo el silencio fue volviendo. Hasta que me dijo que borrase la conversación periódicamente. Creo que hacía tiempo que no me sentaba tan mal un comentario.

     Joder chaval, ahora te entiendo perfectamente. El pasado es la muerte del presente y nosotros, decidimos cómo llevar nuestro pasado con nosotros. Podemos arrastrarlo encadenado a nosotros como un cadáver en descomposición o como un recuerdo que se va idealizando incoscientemente con el tiempo.

     Yo hoy me he dado cuenta de que ese recuerdo ha cruzado la línea difusa entre el "mal recuerdo" y el "buen recuerdo". Gracias a ti, Javi, he recordado que al pasado hay que enterrarlo cuando antes, que sino empieza a apestar. Un abrazo grande, pero desde lejos.

Fonso de Sade

sábado, 8 de junio de 2013

Militares



     Hace un par de días estábamos hablando por el grupo de Whatsapp los de clase y una compañera dijo que su sueño era ser piloto, que iba a cambiarse de carrera y necesitaba una nota alta,  además de una beca porque no tenía dinero para costeárselo. El caso es que algún compañero mencionó que podría alistarse al Ejército y estudiar ahí mientras se forma como militar. Y ahí empezó el revuelo, treinta personas dando su opinión sobre la moralidad de alistarse en el Ejército. Un compañero mencionó que a las Fuerzas Armadas sólo iban los catetos, gente tonta que no servía para otra cosa que para obedecer.

     Sin entrar a juzgar si tenía razón o no mi amigo, yo me puse en esa situación, verme en el camino donde debo decidir si entrar en las Fuerzas Armadas o no. Me excita de sobremanera pensar en el poder y la jerarquía, la disciplina que conlleva formar parte del ejército. Me gusta la idea de que si entrase en las F.A. podría acceder a la escala de oficial o suboficial, no estoy muy seguro. Eso de tener bajo mis órdenes a un grupo de tíos algunos probablemente incluso mayores que yo me pone fino filipino.

     ¿No os excita el rollo militar? A mí me flipa, ya no sólo por el simple hecho de que me excite, sino ya más a otro nivel y en otro sentido. Donde hay disciplina a saco, sacrificio, aguante, resistencia. Poder demostrar la pasta de la que una persona está hecha. El uniforme es una de las cosas que más me agradan. A simple vista son tan solo cuatro trozos de tela, pero no solamente es eso, tienen un significado, llevan de forma intrínseca "poder". Aunque no llevaría muy bien que los que estuvieran por encima de mí, me diesen órdenes. Es algo que no podría soportar.

     Bueno, delirios a parte. Yo me alistaría al Ejército si no tuviese otra opción, por lo mucho que me pone y lo afín que es a mi personalidad, a pesar de lo mal que llevaría el único inconveniente. ¿Y tú? ¿te has planteado alistarte por algún motivo?

Fonso de Sade

sábado, 18 de mayo de 2013

Te hablo a ti

    Tú, una persona a la que solamente he visto el torso (ni si quiera los pezones), has sido la causa de un torrente de sensaciones. Llámame loco, sólo he leído tu mensaje y te estoy soltando esto, ¡y en público!
Llevaba unos días terriblemente malos y hoy comenzaba a levantar cabeza, pero he leído hace escasos minutos tu largo mensaje y sinceramente te doy las gracias, porque has conseguido que me anime mucho y encima, sienta una cierta curiosidad hacia tu persona. Y espero que no te importe que te conteste aquí.

     Lo primero que quiero decirte, es que me encanta que la gente se explaye escribiéndome, es más, los mensajes cortos los ignoro completamente. Y segundo, MIL GRACIAS por leerte todo mi blog. Pero por otro lado, me dan bastante vergüenza las primeras entradas del blog, sinceramente parezco una marica loca mal hormonado con deficiencia mental, aún así no quise borrarlo más tarde cuando maduré un poco. Es parte de mí, por mucho que ahora yo rechace ese "yo anterior" sigo siendo Yo.

     No creo que las formas de conectar sean solamente sexuales, tu mensaje ha sido mucho más gratificante para mí que conversaciones en persona con otros tíos e incluso más que algunos encuentros sexuales. Aunque tú no compartas mi visión del mundo, no creo que eso deba tener mayor importancia que tu orientación sexual, tu edad o tus gustos culinarios. Solamente por el hecho de que te hayas atrevido a escribirme, a explicarme lo que tú has sentido y lo mejor, lo que Tú has conseguido hacerme sentir a mí creo que compensa cualquier cosa/"defecto" que pueda haber en ti.

     Yo, como tú, también debería estar haciendo otra cosa, ¡DORMIR!, pero me resultas por ahora, más atractivo que tumbarme en la cama a sobar. Se me ha ido completamente la cabeza haciendo esto, pero hoy no estoy muy católico, tu mensaje me ha dejado gratamente aturdido.

Muchas gracias por todo.

PD: Por cierto me encantaría hablar contigo y conocernos. ;)

Fonso de Sade

Retorno!

     Hace tiempo que ya no escribo nada y se debe a que mi desencanto con mis relaciones personales ha llegado a tal extremo que no encuentro ningún sentido a seguir al pie del cañón. También hay que decir que mi actitud ante esta búsqueda de significado vital o sentido a mi vida ha sido más pasiva que activa. Sinceramente he barajado dejarlo todo, abandonar esto, dejar atrás este mundo que tanto me gustaba antes y decidir cerrar un libro para empezar a escribir otro, pero simplemente no soy capaz. Me sigo pajeando con el mismo tipo de vídeos porno, me sigo poniendo cachondo con las mismas cosas y otras más bizarras aún.

    Hoy he decidido contaros un poco de mi reflexión sobre mi fracaso absoluto en mi búsqueda y desarrollo de relaciones BDSM. Pero para ello hay que empezar dejando claro el mercado al que quiero llegar y el mercado que tengo pero que no quiero explotar. A mi me molan los tíos jóvenes (inteligentes) , de mi edad o algo mayores, hasta los treinta años, por cierto, los treintañeros me ponen fino filipino. A estos son los que quiero atraer, pero no tengo mucho éxito, sin embargo no me faltan mensajes de señores mayores intentando algo y la verdad es que a veces soy bastante seco y desagradable, pero la verdad es que suelo ser educado y simplemente decir un: "no, gracias".

    El hecho de ser un joven universitario de 19 añazos (sí he envejecido un año más), que todavía vive en casa de papá y mamá no es lo más atractivo que se pueda encontrar en el panorama madrileño.

    Ser demasiado joven no inspira mucha confianza, las personas estamos siempre buscando alguien que nos pueda aportar algo y si vemos que por el rango de edad esa persona no tiene tanta experiencia como uno mismo o incluso menos aún, es muy muy poco probable que le interese. A mi me suele pasar que no me molan esos tíos que empiezan con un: "soy novato, no tengo zorra idea de cómo va esto, enséñame." Corta bastante el rollo, por muy bueno que esté el otro, a mi me echa para atrás, no sé si debería abrir más mi frontera mental e intentarlo a ver qué surge, pero el problema es que no me gusta forzarme.

     Vivir en casa de los padres es un problema grande. Para empezar una relación de este tipo solemos hacerlo mediante el contacto sexual, mientras "follamos"(practicamos BDSM en todas sus variantes y extensiones y prácticas), nos ejercitamos,  cuando sentimos dolor, cuando nos corremos, segregamos endorfinas que producen una sensación de placer o bienestar. Este tipo de sensaciones son esenciales para empezar una relación pienso yo. En las relaciones heterosexuales vainilla he conocido muchísimas parejas que empiezan con el sexo y luego con el "amor". De hecho todos mis amigos empezaron así, liándose con alguna chavala y luego acabaron siendo pareja. Y en el BDSM creo que es más fuerte esta componente sexual en sus inicios. Por mucho que conozcas a una persona y hables con ella, no sabrás como se desenvolverá en la cama ni en privado hasta que podáis hacerlo en un lugar donde os dé confianza hacer guarradas y perversiones. Bueno, a menos que seáis algo exhibicionistas. (Yo la verdad es que he hecho algo de exhibicionismo en público y la verdad es que es genial). Y aún así, pienso que el exhibicionismo es un buen comienzo, cuando la otra persona te nota tan seguro y atrevido, es una buena imagen, pero no siempre sale bien, porque acojona bastante que un tío te esté pisando el paquete en una cafetería.

    Creo que esos dos factores son los más importantes, luego hay otros de segunda categoría que sería ya el componente físico y la actitud. Digo que son de segunda no porque sean menos importantes, quizás el físico sí que lo sea, son lo que miran/miro después de comprobar que podemos hacer guarradas en un lugar fijo y que el otro sabe más o menos qué cosas pueden ocurrir en una "sesión"(odio esta palabra).

    Mi físico es normal, del montón, de la media. Eso es un problema grave. Cuando vivimos en un mundo capitalista no sé en qué momento de mi vida decidí o llegué a pensar que la frivolidad no iba a estar calando hasta en el alma de los hijos del capital. Nosotros, los jóvenes del siglo XXI nos volvemos locos por los productos estéticamente bonitos y cuando hay algo más bonito aún, tiramos lo antiguo y vamos a lo nuevo. Y siendo sinceros, el mundo BDSM gay, es frívolo hasta límites insospechados. Pero hay algo que puede revertir esto y son los sentimientos, quizás tu camiseta preferida esté ya rota por todos lados, pero puede ser que hayas vivido tus mejores momentos con ella puesta y te resistes a tirarla. Pero para que eso pase, tiene que surgir primero un sentimiento pero antes de eso, tenía que ser BONITA.

    Ese es mi problema que no soy un producto lo suficientemente atractivo de primeras como para llamar la atención y conseguir un gran mercado. La frivolidad impera en este mundo, nos guste o no. Pero me estoy reformando, hay cosas con los que uno no puede luchar. No puedo acabar con cuatro siglos de orden socioeconómico y cultural en tan solo 19 años. Hay una frase muy bonita que dice: "Reciclarse o morir." Y yo he decidido reciclarme para adaptarme a mi medio en vez de ser tan terco de intentarlo cambiarlo a toda costa. Podré cambiarlo después, cuando ya haya un gran lazo sentimental.

     Un hecho muy frecuente que me ha pasado sin parar durante este tiempo de ausencia es que he encontrado personas que eran atractivas físicamente, pero vacías por dentro. Y ese es mi siguiente punto a explicar, la actitud y personalidad.

     Como me dijo una persona del pasado: "Tienes mucho contenido pero no un buen continente" y tiene razón, creo que tengo un buen contenido, que puedo aportar mucho a otra persona. No en el sentido de llenar sus vacíos emocionales y crear (buenos) recuerdos, sino de avanzar, de ir juntos y poder evolucionar ambos, que lo que yo sacrifique valga la pena porque esa persona o personas me aportan mucho más. Pienso que todos hacemos el mismo balance en nuestras cabezas hasta cierto punto donde nos aturdimos mentalmente y no regimos. Soy una persona interesante joder, siento interés por todo lo que me rodea, me gusta aprender, tengo curiosidad, soy medianamente inteligente y encima tengo una buena conversación con la persona adecuada.


     Me pasa mucho que los tíos atractivos son gilipollas, los feos son interesantes y los guapos e inteligentes, son heteros, están cogidos por sus respectivos dueños o no les intereso.

Resumen: "Ehtupendo"

PD:  A seguir mejorando mi continente y ya os contaré qué tal me va. :)

Fonso de Sade

domingo, 17 de marzo de 2013

11% de batería

Ya te vale "profesumiso", estoy escribiendo a las 2:22 de la madrugada en el blog con el portátil a punto de morir porque por alguna extraña razón me he acordado de ti, así con el calor de las sábanas y eso. He ido a buscarte a Tuamo y no estabas, he mirado mis mensajes contigo y se han borrado. ¡Has borrado tu perfil! ¡Por todos los cinturones de castidad de este mundo! ¿Por qué?

Hay que ver, que fotos pones ¿eh?
No quiero que pienses que mis pensamientos hacia tu persona han sido solamente perversos y sucios e impropios de un joven como yo. Pero para confirmarlo he centrado mi atención en otro foco de atracción sexual y me he calmado. He esperado a relajarme y he notado que mis ganas de volver a hablar contigo no han descendido demasiado, por lo que he intentado buscarte por segunda vez. Llámeme loco, profesor. Pero he ido a la página de su universidad a ver si encontraba su departamento y fíjese usted por dónde, que se me ha olvidado cuál era. Aun así he mirado las asignaturas de todos los grados en Humanidades, a ver si me encontraba con alguno que me recordara a mi misterioso "profe" y nada, oiga.

No sé si serás tú, pero solo imaginándote con la guitarrita...
Aún así, he recordado que me dijiste que leías mi blog de vez en cuando. La verdad es que me he planteado seriamente si tengo alguna obsesión con los de tu gremio. Los profes ¿qué es lo que tenéis? Pues he pensado que podría escribirte por aquí, a falta de que me hables directamente, te hablo yo, así de tú a tú. ¡Uy! de Usted a tú, que no le quiero faltar al respeto. Quiero hablar contigo profeeee!!!

A falta de pan, buenas son tortas. ¿No? Ya te hablo yo, no te preocupes, quiero que me conozcas un poco más. (No quiero alabarte pero esta entrada la estoy escribiendo con una facilidad y sencillez que me está asombrando, no sé si es porque me inspiras mucho; porque llevo durmiendo 6 horas desde hace innumerables días o porque solo me queda un 9% de batería. Piensa lo que más te guste.)

La verdad es curioso que me llamase la atención un perfil como el tuyo, así un tío estirado con aires de grandeza que se considera sumiso con el terrible castigo de ser la autoridad a la luz del día. Quizás por eso me llamaste la atención y te escribí. Pero profe, es que no es tan solo que me pones como una moto, sino que encima tengo ganas de conocerte y ponerte nervioso. Sí, lo sé, soy un alumno capullo, de esos que no se quieren dormir en tus soporíferas clases y que encima preguntan para tocar las pelotas o para que le des un poco más al coco.

Con mi empanamiento de la madrugada se me acaba de ir completamente la idea y el cuerpo de esta entrada que iba directa e irremediablemente a tu patata. Creo que debería irme a dormir, a ver si sueño contigo, ya sea en una tutoría o en casa dándote una lección. Disfrutaré igualmente con las dos. Te dejo mi correo y te agradecería mucho si me escribieses y me dijeses de dónde eres profesor. No es que se me haya olvidado, (como osaría olvidarme de tu ciudad, profe mío) es sólo para confirmar que eres tú y no un gilipollas que quiere pasar la tarde vacilándome.
Fonsodesade@gmail.com

¡Espero noticias tuyas!

PD: Que sepas que no me he olvidado de que en verano dijiste que harías un pequeño esfuerzo en moverte un poco y tomarte un café con leche o algo más fresquito conmigo. No lo pienso olvidar y te arrancaré la piel a tiras si no cumples.

Buenas noches, profe. Que sueñes conmigo. ;)

Tu futuro-alumno obsesionado.